Seleccionar página
Aprender a ver el lado bueno de las cosas – Quique Vicedo
Jordi Beltrán

Subscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna nueva entrevista y recibir aprendizajes exclusivos para subscriptores cada domingo.

Hola, mi nombre es Quique Vicedo, nací en Alicante, pero he vivido toda mi vida en Castellón.

Soy una persona inquieta y curiosa, siempre he querido acabar viviendo en Castellón, aunque haya estado toda mi vida dando vueltas por el mundo.

A nivel profesional trabajo como socio director de Co-enable Advisors que es una consultora que fundé hace unos 8 años, aunque la dejé en standby por otros temas de trabajo, en 2018 la activé.

Compagino todo esto con un rol a tiempo parcial como director de estrategia y diversificación en el Grupo Simetría, que es un grupo de empresas que tiene Canteras, cementos de hormigón, geriátricos, ecoparques y un conjunto de otros negocios diversificados.


¿En tu día a día dentro de la consultoría qué trabajo desempeñas?

Acciones comerciales para intentar captar el mayor número posible de cuentas y luego dirigir los proyectos. Siempre me ha gustado estar en esos dos mundos, no solo vender la idea al cliente de que podemos ayudarle sino también luego llevar a la acción esa idea. Me gusta trabajar así he trabajado así.

Ayudamos a otras empresas con su estrategia de negocio o en algunos casos trabajamos en el tema de la sostenibilidad con el negocio haciendo que tenga sentido.


¿Cómo empezaste este negocio?

Lo funde en uno de mis intentos por volver a mi ciudad, ya que estaba en Dubai trabajando, no me apetecía estar en una consultoría grande y me lo monté por mi cuenta.

Los primeros clientes que capté los conocía de mi anterior etapa en el mundo de las consultorías, al volver de Dubai y mis relaciones enterarse de que estaba por aquí empecé a comentar lo que estaba haciendo y así fue como conseguí mis primeros clientes, del boca a boca básicamente.

El resto de clientes han salido también de una manera muy relacional, para mi es muy importante cuidar las relaciones porque de esta manera he conseguido muchas oportunidades de negocio.

Piensa que en el mundo de la consultoría vendes una idea, una estrategia, realmente no vendes nada, entonces, en el mundo de la consultoría, incluso más que en otros, es muy crucial este tema de las relaciones y transmitir confianza creando un vínculo.


¿En qué momento de tu carrera te has sentido hundido y cómo has vuelto a levantarte?

Hay muchos, como emprendedor tienes que creer que van a surgir dificultades, que van a impedir que consigas cosas que querías o que salgan las cosas como tú querías, por lo tanto, la capacidad para poder reaccionar o ser flexible sin desmotivarse es fundamental. Pero sí que es verdad que a veces remas y remas y no hay manera de que salgan las cosas bien, en estos casos adoptar una mentalidad resiliente de que todo lo que te está pasando son lecciones que te están haciendo mejor, ¡Para mí esto es la leche!

Como ejemplo, hubo una etapa en la que monté una consultora con 5 colegas más en Abu Dabi, aquello no acabó de ir como yo esperaba que fuese, y mira que en 2 años facturamos 2 millones de dólares, pero yo esperaba que fuera mucho mejor. Ellos siguieron allí, pero yo aproveché para volverme a mi ciudad.

En aquel momento perdí unos 100.000 dólares. Mi padre, que es una persona mucho más convencional, no entendía qué es lo que estaba haciendo.

Para mí aquellos 100 mil dólares fueron el mejor máster que pude sacarme, aprendí muchísimo. Para mí esto es un buen ejemplo de cómo de una situación muy desfavorable pudieron salir tantas cosas bien: mi hija aprendió inglés, mi mujer montó un negocio y dejó de ser asalariada y más cosas.

Tienes que ser capaz de asimilar bien esos momentos, es bueno tener momentos de bajón para apretar, analizar y sacar jugo a eso que te está pasando para que te lleve a una posición mejor.


¿A nivel personal hay algún truco que utilices para salir de esos momentos duros?

Sí, hago mucho deporte, me drogo con endorfinas naturales. Soy muy aficionado a la bici de montaña, paracaidismo, paramotor, parapente, hay momentos que yo necesito oxigenarme, entonces la naturaleza y estos deportes me meten en otro mundo y me generan un buen chorro de endorfinas que me hacen pensar de manera totalmente diferente. 

Este tipo de cosas para mí van mucho con la actitud con la que afrontas la vida, si lo afrontas con posititividad las cosas finalmente salen mucho mejor.


Como consultor de estrategia de negocio ¿Cómo le recomendaría empezar a un emprendedor con su proyecto?

Lo más importante es tener un plan, tener foco en lo que quieres hacer. Cuando eres tan pequeño es muy fácil distraerse con muchos factores, esto puede hacer que no llegues a ningún sitio y te pierdas completamente. 

Esto no quiere decir que no puedas ser flexible, de hecho si las hipótesis de tu plan empiezan a fallar de manera constante, lo mejor es reevaluar el plan y pivotar hacia otros caminos. Pero es fundamental tener un plan, foco en él y medir las cosas para poder tener una noción de lo que está pasando.

Entonces en resumen:

  • Un pequeño plan.
  • Estar preparado para poderlo cambiar.
  • Medir todo para saber donde estás fallando.


¿Recomiendas emprender solo?

Lo tengo clarísimo, siempre acompañado. La primera razón es que uno no lo sabe todo. Lo segundo es porque soy una persona que me gusta trabajar con otras personas. También porque cuando tienes que tomar decisiones es mejor pensar con otra u otras personas que tu sola y además de diversificar el riesgo, en los momentos duros cuando tú estás hundido es el otro el que tira.

Aunque es más complejo gestionarla, para mí tiene mucha más potencia.


Espero que os haya servido de ayuda la entrevista sobre todo a esos emprendedores que están empezando. Si queréis saber más sobre Quique tenéis su Linkedin aquí.

¡Mucho éxito!