Seleccionar página
Revolucionando con renting de productos para empresas – Julián Azofra
Jordi Beltrán

Subscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna nueva entrevista y recibir aprendizajes exclusivos para subscriptores cada domingo.

¡Hola! Cuéntanos quien eres y qué estás haciendo en tu vida profesional ahora 

Buenas Jordi y Fundadores! Soy Julián Azofra un chaval de 21 años de Madrid, actualmente vivo en Valencia y soy uno de los 3 cofundadores de Yakk

Los otros dos, mejor dicho, las otras dos, son María y Lucía, mi hermana mayor y una amiga nuestra respectivamente y cuando no estemos currando en Lanzadera, nos podéis buscar en un campo de fútbol, jugando al pádel o de fiesta. 

Os dejo aquí una foto y nos ponéis cara.

Os estaréis preguntando, ¿Qué es Yakk

En pocas palabras, somos una startup que permite a las empresas alquilar todo lo que necesiten para llevar a cabo su negocio, y les ofrecemos un software para que puedan gestionar todos los activos de su empresa. 

Nacimos hace poco más de un año y en este tiempo hemos conseguido posicionarnos en el top 100 de startups más innovadoras de España y facturamos este último mes casi 100k€

Yo a día de hoy dirijo los equipos de operaciones y ventas dentro de Yakk, pero lo más gracioso de esto es que nunca he ejercido en algo relacionado con mi carrera. 

Ahora os cuento, sigue leyendo… 

Pero antes una foto del equipo de Yakk

¿A qué retos te enfrentaste cuando saliste al mundo laboral?

Estudios:

A lo que iba, yo estoy en ventas y operaciones, pero estudié computer science en UK, más específicamente en Lancaster un pueblo perdido en el norte de Inglaterra justo antes de Escocia. 

No sabéis qué frío pasé durante dos años y medio, tendría que haber sido 3 pero nos llamaron de Lanzadera y me tuve que mudar a Valencia con mi proyecto Yakk.

Lo mejor es como llegué a Lancaster, os acordáis de Lucía mi cofundadora, bueno, ella me saca 7 años, esto significa que ella ya había acabado hace varios años la carrera cuando yo me encontraba en ese momento de incertidumbre por el que todos hemos pasado en segundo de bachillerato. 

No sabía ni que estudiar, ni dónde. 

Yo me decanté por Madrid, conocía antes de empezar la mitad de mi clase y la uni la tenía a dos minutos de casa. 

Fué entonces cuando apareció Lucía, con su genio característico me sentó en una silla de su casa y me obligó a mandar mails a todas las universidades de Inglaterra pidiendo una plaza para empezar ese mismo Octubre a estudiar Ingeniería informática. 

Ella había estudiado y vivido en Londres y tenía claro que yo me tenía que ir allí. 

Finalmente una contestó, Lancaster University. Me daban 48 horas para aceptar un puesto de computer science. 

Al mes estaba yo en un avión rumbo a Inglaterra con María y Lucía a mi lado, que se querían asegurar de que yo llegara a mi destino. 

Nada más llegar lo supe, había acertado confiando en Lucía y me dí cuenta de que en esta vida hay que hacer dos cosas:

  • Escuchar a los que han pasado por donde tú estás.
  • Aprovechar cualquier oportunidad que tengas de viajar y conocer otras culturas.

EXPERIENCIA LABORAL:

Mi primera experiencia laboral a tiempo completo fue Yakk, yo llevaba dos años y medio de carrera cuando llegó el covid. 

Las clases se cancelaron en UK y me mandaron de vuelta a España, como llevaba buenas notas me dijeron que pasaba a tercero en Octubre, estaba en Abril. 

Tenía 6 meses de vacaciones, sin prácticas, de un día para otro era un “NiNi”. 

Fue entonces cuando decidí interesarme por el mundo del business, y me metí en ThePowerMBA, pronto ví que el curso estaba muy orientado al mundo del emprendimiento, y yo recordé en la segunda clase una conversación que tuve con mi hermana unos meses antes sobre una idea de negocio, un “Wallapop de alquiler”.

Tenía todo el tiempo del mundo y no tenía ninguna obligación, por eso me decidí a invertir todo el tiempo del mundo en validar esa idea y ver si era factible como idea de negocio, mientras iba aprendiendo poco a poco sobre business. 

A los pocos meses decidimos María, Lucía y yo lanzar la primera versión web de Yakk.

Mi mayor reto fue adaptarme, en primer lugar, al ritmo de trabajo de mis socias que tenían mucha más experiencia que yo en el ámbito laboral. 

También al estrés constante de fundar y levantar una startup. 

Hay una expresión muy buena que es “to have skin in the game” hace referencia a los directores y dueños de una empresa que se juegan el pellejo por la compañía. 

Al final tienes que tener claro que vas a arriesgar tu tiempo, dinero, futuro y muchas cosas a nivel personal.

¿Qué estrategias utilizaste para empezar a hacer crecer el negocio?

Al final yo creo que lo más importante al principio es echarle mucha cara y obsesionarte en cómo captar el mayor número de clientes con 0 euros. 

Nosotros ahora hemos pivotado pero empezamos como una plataforma de alquiler entre personas, para que me entendáis era un  “Wallapop de alquiler”.

Lo primero que se nos ocurrió nada más empezar fue plagar Wallapop de anuncios que redirigían tráfico a Yakk. 

Anuncios sencillos todos con los mismos diseños y con la url de Yakk en la imagen, después de eso desde varias cuentas plagamos España entero. 

De esta forma no solo íbamos a darnos a conocer donde estaba nuestro target market, sino que también podíamos ver las métricas de los anuncios y comparar la información para luego centrarnos en las mejores ciudades de España. 

Esta tontería nos llevó a ser la mayor plataforma de alquiler de objetos entre personas de España, captamos clientes y usuarios a coste cero, y como nos fué tan bien al final incluso teníamos Wallapop Pro para destacar nuestros anuncios. 

Al final tras varios meses Wallapop decidió bloquearnos y echarnos de la plataforma, estaba claro. 

Me preguntas Jordi por los problemas que hemos tenido, la verdad que surgen problemas y fuegos todos los días.

 Hay que tener en cuenta que cuando intentas hacer algo disruptivo estás quitándole el negocio a players tradicionales que siempre te van a intentar poner trabas. No destacaría ninguno en especial, solo aviso de que estéis listos para enfrentaros a miles, la verdad que lo raro es tener una época tranquila.

¿Desde qué empezaste tu carrera profesional, cuáles han sido tus principales lecciones?

Si pudiera hablar con mi yo del pasado a nivel profesional le diría que se centre más en las soft skills que en las hard skills. 

Cualquiera puede aprender algo si le echa las horas suficientes, pero lo más importante es saber cómo tratar con las personas, sobre todo las de tu equipo. 

Hay una anécdota muy buena que tengo con una persona del Yakk team y de la que aprendí mucho después de reflexionarlo y hablarlo con otros emprendedores como Fernando de Hunty. 

Una persona del Yakk team en su segundo día me insultó. 

No lo dijo a malas, obviamente, fue en una situación informal pero a mi me chocó mucho, yo mismo la había fichado y al segundo día ya tenía esas confianzas conmigo. 

Pronto entendí que la gente del equipo veía en mí a un amigo, una persona accesible al que le podían contar todo lo bueno y malo que le pasara. 

Al final esto es clave en una empresa, que la gente no tenga miedo a contarte las cosas, sobre todo cuando algo ha salido mal es necesario que haya buena comunicación para resolver el problema lo antes posible.

En lo personal me diría que no me olvide de cuidar lo importante, familia y amigos y también a uno mismo. 

Al final si tú no estás bien es imposible que puedas dirigir un equipo o tomar buenas decisiones y a veces la ansiedad o el día a día del proyecto te hacen olvidarte de este tipo de cosas. 

Todavía tengo que aprender a desconectar, me sigue siendo complicado olvidarme de Yakk aunque sea solo por un rato.

¿Qué herramientas, libros y recursos recomiendas al resto de emprendedores?

Si tuviera que recomendar una herramienta sería Hubspot, bendito Hubspot. 

Yo en los inicios de Yakk estaba muy en contra de usar un CRM como Hubspot para gestionar las ventas, pensaba que con el Excel estábamos bien.

 Tras varios encuentros con Lucía al final ganó ella y decidimos implementar Hubspot.

 Fue amor a primera vista, a partir de ese momento me convertí en un friki total de este software, ahí hemos implementado y automatizado todas las estrategias de captación y retención de clientes, también los pipelines y dashboards de ventas.

Ahora si os tuviera que recomendar un libro es sin duda “Shoe Dog” de Phil Knight, si no sabéis quién es este tío, seguramente tengáis unas zapatillas de su marca en el armario, Nike. 

Cuenta en 400 páginas todo por lo que ha pasado desde que empezó con Nike, todos los fuegos que surgían y cómo los conseguían apagar y todas las veces que pensó en dejarlo pero decidió seguir dándolo todo por su proyecto (seguramente por eso el libro en español se llama “Nunca te pares”).  

A mi me lo regaló uno de nuestros inversores y la verdad que fue un gran acierto.

Y por último un consejo, os diría que en vuestro equipo solo tengáis a gente que entienda el proyecto como algo suyo.

Es, yo creo, el mayor logro que hemos conseguido dentro de Yakk, somos pocos, pero todos han entendido que son piezas clave del equipo y están siempre dispuestos a hacer sacrificios por el bien de la empresa. 

Esto no solo os traerá beneficios a nivel profesional, sino que también al personal, cuando las cosas se ponen feas ver que tu equipo baja al barro y da más sin necesidad de pedirlo le devuelve los ánimos a cualquiera.

Espero que os haya gustado la entrevista a Julián y como creó Yakk. Aquí debajo os dejo más entrevistas de grandes emprendedores con las que seguir aprendiendo.