Seleccionar página
Rodrigo Navalón, CEO de Kraft & Walkers: Posicionamiento, crecimiento y expansión en startups de moda
Jordi Beltrán

Subscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna nueva entrevista y recibir aprendizajes exclusivos para subscriptores cada domingo.

¡Hola Rodrigo Navalón! Cuéntanos quien eres y qué estás haciendo en tu vida profesional ahora 

Hola! encantado de saludarte Jordi y muchas gracias por darme la oportunidad de contar mi historia!

Mi nombre es Rodrigo Navalón y soy co-fundador y CEO de Kraft & Walkers, una compañía que acompaña a startups de moda en su proceso de posicionamiento, crecimiento y expansión. 

La parte más tangible de nuestro proyecto es nuestra primera tienda en la c/Lagasca 55 de Madrid donde se dan cita las marcas de moda emergente con más tirón en nuestro país (https://www.instagram.com/kraftandwalkers/?hl=en) ; además ayudamos a estas marcas a profesionalizar su actividad dándoles soporte en áreas como la comunicación, el marketing digital y desarrollo de negocio en otros mercados y canales, algo así como un “todo en uno” para ayudarles a crecer. Este entorno es apasionante: primero porque trabajamos todo el día con emprendedores y segundo porque el propio sector de la moda es super creativo y ves el resultado en cada colección. 

Sin embargo, antes de emprender fui abogado-consultor en el área de Intangibles de PwC, ayudando a distintas compañías a identificar, proteger y explotar sus activos intangibles (software, know-how,marcas, patentes, protección de datos, etc). En esta etapa estuve aproximadamente 11 años y aprendí mucho de cómo funcionan las empresas de todo tipo y tamaño. 

Aunque mi primera vocación fue por el derecho,  en mis últimos años trabajando como abogado una nueva vocación empezó a surgir dentro de mí: ser emprendedor. En un momento clave de mi carrera decidí que había llegado el momento y aposté por emprender y a día de hoy no me he arrepentido ni un solo día desde que lo dejé. Si me preguntas qué fue lo que realmente me motivó para dar el salto he de decirte, que en mi caso, fueron dos cosas: la necesidad de trascender en el sentido de poder crear algo desde la nada y tratar de ayudar a los demás (en este caso, startups de moda) y dar ejemplo a mis dos hijos de que los sueños hay que perseguirlos y pelearlos, pase lo que pase y se presenten los obstáculos que sean.  

Pero ojo, una cosa es el porqué te decides a emprender y a pelear las cosas y otra que esto sea un camino de rosas. Lo cierto es que, como siempre digo, desde que te levantas por la mañana sabes que te va a llegar una bofetada; no sabes por dónde, ni en qué momento pero que llega, llega puntualmente como el pan que compras en la panadería. Así que al final te das cuenta de que hay que tratar de desdramatizar todas las situaciones (lo malo no suele ser siempre tan malo, ni lo bueno tan bueno) y ponerse a buscar soluciones a los problemas y no perder el ánimo. 

¿Cuál es tu historia y cómo se te ocurrió la idea de montar Kraft & Walkers?

Desde que estaba en el colegio tenía clara mi vocación por ser abogado y estudié derecho en la UFV/UCM y un Master en Asesoría Jurídica de Empresa por el IE Business School. Mi primer trabajo después de licenciarme fue en PwC donde estuve el primer cuarto de mi carrera profesional.

Allí tuve la suerte de que, desde el comienzo, me dieran mucha responsabilidad y pude desarrollarme profesionalmente con diferentes roles, gestionando equipo, asumiendo responsabilidad técnica del trabajo y desarrollando mi perfil comercial, clave en cualquier trabajo pero especialmente cuando creas y diriges una startup. Además me proporcionó la cultura del esfuerzo y aprender a lidiar con una alta carga de trabajo, muy útil cuando emprendes. 

Todavía recuerdo cuando al poco de empezar en mi anterior trabajo uno de los mejores jefes que he tenido me llamó a su despacho y me dijo, mira Rodrigo mañana tengo que dar una conferencia a primera hora en Salamanca y me ha surgido un compromiso. Necesito que vayas tú.

Sé que son las 19:00h pero lo vas a hacer bien, ya verás. Muchas veces pensamos que este tipo de cosas son marrones que uno no se tiene que comer, cuando en realidad son excelentes oportunidades para crecer profesionalmente.

Esta mentalidad me ha acompañado en todo lo que he hecho y creo que me ha ayudado siempre! Gracias a este descubrimiento me animé a dar clases en la universidad y durante diez años, he sido profesor en la UFV, otra de mis vocaciones. 

La idea de montar k&w surgió ante la necesidad que muchas marcas de moda con pocos recursos pero con un gran potencial de crecimiento tenían de poder contar con un punto de venta físico permanente; a partir de aquí, fui descubriendo que, además de esta necesidad, tenían otras muchas que, incluso, enlazaban con mi propia experiencia profesional anterior.

Este fue el origen de k&w: acometer dentro del sector de la moda una revolución en el segmento de la moda emergente para hacer crecer a startups de moda. 

¿Cómo pasaste de la idea al producto?

Antes de arrancar con el proyecto me dediqué a investigar, contrastar y tratar de mejorar el modelo de negocio de k&w antes de salir al mercado. Para ello, me reuní con infinidad de personas desde gente muy creativa a gente muy analítica, con gente del sector, potenciales clientes, y empecé a hablar a todo el mundo de mi proyecto y de hacía donde queria llegar.

Viajé a Londres para visitar varias concept stores y reunirme con algunas de ellas para entender bien cual era su propuesta de valor. Recuerdo que mi amigo Eduardo Tejero (ex-socio de PwC) en una comida con él me dijo: muy bien ya has hecho el informe de consultoría que eso ya se que sabes hacerlo, ahora toca ejecutar. 

Aquí es donde surgió el primer obstáculo: El que iba a ser mi socio en esta aventura se bajó del barco en el último momento y confieso que fue un palo porque volvía a verme solo, habiendo dejado mi trabajo sin una ejecución real del proyecto y con muchos ojos a mi alrededor mirando con lupa mis pasos.

Mucha presión. Sin embargo, gracias a mi experiencia profesional hasta la fecha he conseguido llevar bien la presión por lo que no me desanimé y busqué la forma de conseguirlo de otra forma, sabiendo que no había dejado mi trabajo para tirar la toalla tan fácilmente. Por otro lado, mi mujer y mi madre me apoyaron (tras el disgusto inicial) a muerte. Gracias a esto conseguí que, posteriormente se involucraran en el proyecto dos socios increíbles y finalmente k&w se convirtiera en una realidad. 

No se si sabéis que nuestro proyecto nació con un punto de venta físico en diciembre de 2019 para marcas de moda emergente, algo así como un mini-Corte Inglés para marcas que están empezando. Cuando habíamos firmado 20 acuerdos con marcas muy potentes y parecía que íbamos para arriba llegó la pandemia.

Esto supuso la primera crisis que me tocó librar en la que tuve todo el apoyo de mis socios y recuerdo que fue gestionar una auténtica incertidumbre, especialmente en un negocio donde el canal físico pendía de un hilo! Afortunadamente el enfoque que planteamos a nuestras marcas funcionó y nos apoyaron para poder salir con más fuerza.

Solo durante el confinamiento conseguimos 12 marcas nuevas que se incorporaron en junio 2020, toda una proeza que aún a día de hoy nos hace repetir en muchas ocasiones la frase de “nunca dejes de creer” como parte ya del adn de k&w. 

¿Qué estrategias utilizaste para empezar a hacer crecer Kraft & Walkers?

Creo que la mejor estrategia que hemos llevado hasta la fecha en k&w es darle una gran importancia al branding. Aunque nuestro modelo tiene una parte muy importante de b2c (nuestra tienda en Lagasca, 55 en Madrid) nuestro proyecto va más allá del retail para marcas emergentes y es importante sentar las bases para generar el perfil de empresa que quieres tener en el mercado para ofrecer otros servicios a tus clientes.

Es muy habitual en k&w que cuando estamos ofreciendo nuestros servicios damos la oportunidad a nuestros targets que pidan referencias a clientes con los que ya trabajamos en la actualidad.

El posicionamiento de nuestra marca vinculada a una potente propuesta de valor es uno de nuestros objetivos prioritarios en estos primeros años de vida de k&w. 

Desde que arrancamos no ha habido un solo día en el que mi equipo o yo no hayamos tratado de mejorar alguna cosa de nuestro negocio; siempre surgen cosas que mejorar, nuevos puntos de vista.

Lo primero que hacemos cuando una persona se incorpora a k&w, con independencia de su puesto, es decirle que observe todo lo que ocurre a su alrededor y pasado un tiempo nos reunimos con esa persona para que nos diga que cosas cree que podríamos mejorar. 

Gracias a este enfoque a largo plazo hemos conseguido ir creciendo año tras año con el core de nuestro negocio en el ámbito del retail, incluso en plena pandemia, pasando de una facturación de 230k en 2020 a 500k en 2021.

También hemos sido finalistas del premio a la startup más prometedora del sector de la moda 2021 by Modaes y Meta y en mayo de 2022 fuimos seleccionados entre más de 780 proyectos para ser una de las startups de la aceleradora de Juan Roig, Lanzadera. 

¿Desde qué empezaste tu carrera profesional, cuáles han sido tus principales lecciones?

La principal lección es que mucha gente que trabaja por cuenta ajena sueña con la idea de emprender y mucha gente que solo ha emprendido idolatra a los profesionales que se esconden tras la marca de una gran empresa .

Sin embargo, hasta que no has estado en ambos frentes no sabes realmente cual de ellos es para tí. Por eso recomiendo a cualquier joven que lea esta entrevista a que antes de emprender, si puede, entre a formar parte de una organización donde pueda aprender como funcionan las empresas y, si tienen claro que su futuro inmediato es sí o sí emprender intenten hacerlo en una startup. 

Por otro lado creo que no hay edad ni momento para hacer un cambio profesional y dedicarte a emprender, incluso en algo que no guarda relación con lo que haces. Se que habrá gente que se echará las manos a la cabeza por esto pero si de verdad crees en ti y en tu proyecto vas a hacer caso a quien te desanima a hacerlo?

¿Qué herramientas, libros y recursos recomiendas al resto de emprendedores?

Me encanta leer y generalmente trato de ir alternando libros de management, clásicos literarios, algo de actualidad y un poco de Historia. Sin embargo, hoy os propongo tres tipos de management que a mi me han ayudado mucho en mi etapa como emprendedor! allá van!

  1. Emprender y liderar una startup, de Ben Horowitz. De los mejores libros que he leido para startups en crecimiento. 
  2. Hablar como un CEO, de Suzanne Bates. Comunicar, siendo emprendedor es fundamental y este libro te da claves para hablar en público, preparar entrevistas y estar al día de tendencias en comunicación.  
  3. Más ideas y menos Masters, de Kike Sarasola. De vez en cuando vuelvo a este libro porque habla de resiliencia, de como crear empresas que hagan las cosas de manera diferente y en muchas ocasiones me he encontrado muy identificado con muchas cosas que cuenta. 

Si quereis un listado más amplio hace poco publiqué un post en linkedin con todos los libros que me han acompañado desde que decidí emprender: 

https://www.linkedin.com/posts/rodrigo-navalon-6b8a1910_emprendedores-liderazgo-emprendimiento-activity-6960261797094244352-7BiL?utm_source=share&utm_medium=member_desktop

En cuanto a herramientas de software me gusta mucho Asana porque te permite organizar tu día a día de una manera muy visual, cuenta con su propia app y es muy intuitiva para tu día a día e interactuar con tu equipo. 

Por último, recomiendo 100% hacer deporte regularmente. En mi caso, corro dos veces por semana (muchas veces planifico el día cuando se que voy a tener mucho stress/tener la cabeza como un bombo) y lo compatibilizo con bicicleta, natación y algo de pesas; son deportes que me gustan mucho y sobre todo que solo dependen de mí.

Gracias por leer esta entrevista sobre como Rodrigo nos cuenta su historia creando Kraft & Walkers. Os dejo más entrevistas aquí debajo para que podáis seguir aprendiendo.